image1 image2 image3

HELLO I'M JOHN DOE|WELCOME TO MY PERSONAL BLOG|I LOVE TO DO CREATIVE THINGS|I'M PROFESSIONAL WEB DEVELOPER

¿El tamaño importa?

Últimamente he visto como se arman debates y más solo con esa simple pregunta. O mejor dicho, con la respuesta que muchos le dan. Son muchas las que dicen que no, pero muy en el fondo están claras que el tamaño importa

Y no sólo el tamaño de lo que muchos están pensando en este momento, ese cerebro alternativo que tenemos los hombre ahí abajo y al que de vez en cuando le damos permiso de tomar nuestras decisiones, sino también de las tallas de sostén (brassier, sujetador, corpiño o como le quieran decir) de las chicas. Sin embargo, algunas veces el tamaño es lo de menos y ¡tenego la prueba!

No es secreto para nadie que las mujeres con pechos grandes llaman más la atención de nosotros lo hombres, por ley. Es más, hasta existe una explicación científica y todo. La cosa supuestamente está relacionada con la lactancia, con la fertilidad y con miles de años de evolución. En fin, lo cierto es que nos gustan y no lo podemos negar.

Al igual que no lo pueden negar las las mujeres. A ver, hagan una prueba y salgan a la calle un día con un escote un tanto pronunciado para que se den cuenta como se clavan nuestras furtivas miradas en él, hasta sin querer queriendo. Por eso es que acá en Venezuela se ve como tantas mujeres se someten a operaciones de aumento de pecho porque si, el tamaño importa.

Pero, también hay que aceptar firmemente que el tamaño importa, pero no siempre. Con lo poco que llevo de vida, he conocido a una gran cantidad de chamas que son capaces de "levantar pasiones" sin tener los senos grandes. Chamas que son lo suficientemente sexies y carismáticas sin necesidad de lucir escotes con grandes senos operados. Chamas que llaman la atención de todos los hombres a donde van aunque sus tallas de sostén sean la A o la B, cuyo tengo entendido que son "tallas pequeñas" y hasta de niñas

Esas chamas, además de algunas famosas como: Jordana Brewster, Olivia Wilde, Keira Knightley o Kristen Bell demuestran que nosotros no sólo nos fijamos en eso para enamorarnos de ellas... Siempre hay algo más, o quizás sea ese "no se qué" que algunas tienen y nos vuelven locos con eso. Como escribí anteriormente, la cosa está en aceptar que...

...el tamaño importa, pero no siempre.

Share this: