image1 image2 image3

HELLO I'M JOHN DOE|WELCOME TO MY PERSONAL BLOG|I LOVE TO DO CREATIVE THINGS|I'M PROFESSIONAL WEB DEVELOPER

Que depinga sería...

…sí nosotros mismos fuéramos verdaderamente los directores de nuestra propia vida como sí fuera una película y no sólo unos actores (En ciertos casos hasta secundarios) con derecho a improvisar un poco.

Aunque a muchos les cueste aceptarlo, es así. No somos los directores de nuestra vida, ¿o acaso tú puedes simplemente mandar a parar una escena y mandarla a repetir? yo creo que no, o por lo menos yo no puedo -aunque sí lo he intentado muchísimo pero sin obtener buenos resultados-.

Tampoco tienes el control total de tú vida y por eso eres sólo un actor con libertad de improvisar y así lograr cambiarle el trama pero igual sujeto a las acciones de los demás actores y actrices que aunque no quieras o no lo creas, igual sus actuaciones afectan en la trama de esa película que es tú vida.

Lo malo de este trabajo de actor es que te dan el libreto incompleto y el director es tan celoso con su arte que casi nunca te deja saber el final de la película. Sólo unos pocos llegan a saber como será ese final y la mayoría de veces es consecuencia de su mala improvisación en el papel.

Otros por su parte quedan más mal porque metidos en esa mala improvisación en la película, terminan decidiendo ellos mismos pasarse a un papel de actor secundario por el miedo a cagar la película o querer mejorarla dándole el papel principal a otro y no se dan cuenta que la cagan más haciendo eso.

Unos hacen de su película un drama, otros se van por la comedia, también hay quienes le meten a la acción o al terror, pero la mayoría de veces en su película se termina viendo un poquito de todo aunque no en su papel, sino en otros actores tanto secundarios o hasta extras que se emocionan y se meten en la película a lo arrecho aunque no salgan en el guión y su trabajo era sólo hacer bulto.

Aunque a veces, tú papel y tú película no sólo depende de ti, sino también de tus padres managers que son los que el principio tienen la responsabilidad de ponerte o no en la película que es y bueno, los que te llevan de la mano en tú carrera y hasta te enseñan a actuar.

Lo más depinga de todo el asunto es que por más que sea, tienes el honor de poder actuar en tú película y no como a otros que les niegan ese honor. Así que sólo vive y disfruta de tú papel porque aunque no seas el director, ser el actor principal es lo mejor del mundo… y que te lo digo yo, que ahora soy el protagonista de mi propia película y esto es ¡Más que depinga!

(Vía: Tumblr)

Share this: